h1

Si yo fuera una silla

10 mayo, 2006

SillaDesde hace un tiempo, cuando me paraba a pensar en qué escribir en un blog, que había creado un colega para que plasmara mis ideas y mis paranoias, me obsesionaba una idea: Y si yo fuera una silla.

Me vino a la mente en una lista de cosas de las que podía escribir. Como esas ideas que vienen y se van como un pedo. Salen sin avisar y permanecen a tu lado durante un tiempo; sólo que este pedo se resiste a largarse.

Menuda gilipollez, estarás pensando. Y es más o menos lo que yo pienso cada vez que me planteaba escribir sobre este tema. Pero luego me digo a mí mismo, precisamente por este tipo de cosas creo mi colega el blog. Así que hablaré sobre si yo fuese una silla.

Lo primero que se me ocurre es que hay tantos tipos de sillas que esto se podría alargar hasta el infinito, así que automáticamente restrinjo mis pensamientos al tópico de que “me encantaría reencarnarme en el sillín de la bicicleta de Claudia Schifer”; pero técnicamente eso no es una silla. Así que se me pasa por la cabeza la estupidez de un jipi de que estaría bien ser la silla de Mahatma Ghandi o de María Teresa de Calcuta o de Woody Allen. Pero la descarto completa y rápidamente porque me parece tamaña estupidez…

Porque en el fondo soy un tío sencillo, alguien que por las mañanas está delante del ordenador mirando series para bajar, con apuntes para estudiar, libros que leer, pelis que disfrutar. Siempre a la espera de algo y de alguien, a veces solo y a veces con otros/as como yo alrededor de una mesa, procurando estabilizar mi situación para no caerme y encontrarme más cómo, lo más mullido posible, pero siempre con algo incómodo que me hace cambiar, ligero, siempre cambiando de sitio y fácil de trasladar, buscando una utilidad para mí y para otros, sirviendo de apoyo y descanso…

En el fondo, podría ser tu silla…. así que, por favor, recuerda que cuando te inclinas ligeramente escorado hacia un lado…

yo estoy debajo… jejeje.

Anuncios

One comment

  1. Muy plástica la manera de presentar una reflexión cargada de hilaridad, aparentemente con poca profundidad. Admiro aquellos que han desarrollado la capacidad de congelar mágicamente eventos entresacados de la más natural cotidianidad. Me encanta su manera de reirse…



Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: