h1

El Macho Alpha

19 mayo, 2006

NerdLo que voy a contar a continuación es un hecho verídico acontecido en la Universidad de Massachusetts (prueba a decirlo 5 veces seguidas sin escupir) entre los años 1999 y 2000. Si bien lo narraré a mi estilo para darle un poco más de vidilla al relato.

El protagonista de esta hitoria es el típico capullo empollón universitario, aunque, no necesariamente tan estereotipado como el de la foto, pero para muestra un botón.

Nos encontramos en la clase de sociología. Son las 10 de la mañana, las pijillas mascan chicle y se remueven el pelo con un lápiz del dos, los jugadores de fútbol americano (esa burda copia amariconada de Rugby con armadura) se ríen mientras miran las faldas cortas de las pijillas y se imaginan el pedo del fin de semana y la orgía de después del partido del domingo. Y entre todos ellos Freddy Warwick (hasta el nombre lo tiene de friqui), el protagonista de esta historia sin par.

Hoy es el día en el que Freddy tiene que realizar una exposición oral sobre un tema libre y bla, bla, bla… Así que, tras los rituales de pedir silencio por parte del profesor, la subida de Freddy al encerado, las risillas de los jugadores de fútbol y las miradas de desprecio de las pijas, comienza la disertación del señor Warwick.

“El tema que voy a tratar es el siguiente: La importancia de la apariencia en la lucha sexual”

A partir de aquí podríamos imaginar que empezaría con una retahíla de topicazos sobre los pavos reales, los cruces de cuernos (¿cuernos? ¿he dicho cuernos? ¿a qué me suena eso? Bwhaha) entre ciervos o golpes de gorila en el pecho… pero no. Nada más lejos de la realidad.

“El macho alpha es el macho dominante” comienza Freddy “pero no necesariamente es el que eligen las mujeres”. La sociología demuestra que, en realidad, la hembra elige al macho que más se pavonea, que la apariencia es más importante que la fuerza y la eficacia. Y la mejor manera de explicarlo es con un ejemplo”.

Y aquí comienza el espectáculo:

“Marc es nuestro Quarterback estrella de la universidad”. Evidentemente el guaperas se ríe mientras codea a sus colegas. Mientras, Freddy comienza a subir las escaleras acercándose al joven deportista. “Sin embargo, es un capullo increible”. ¡Toma, la primera en la frente! A lo que Marc no se lo toma nada bien y se levanta de su sitio. “Es un lerdo, un bobo integral que está en la universidad porque en el universo tiene que haber equilibrio y lo que tiene de tonto lo tiene de superdeportista”. ¡Ahí, queda eso!

Marc lanza un directo al friqui. Pero Freddy (que no lo he dicho para darle más emoción a la historia) es un crack del Tae Kwondo o Full Contact o Tai Chi o lo que sea (que le pregunten a Luisma y su “vamos a tranquilizarnos u os mato a hostias”). Y le agarra el brazo, tira de él metiéndolo entre su costado y su brazo y con un movimiento rápido de narices con su otro brazo libre le golpea en la boca del estómago que le deja sin respiración. Le pide perdón, le dice que sólo era una prueba y que le disculpe que bla, bla, bla…

Freddy, ante la cara atónita de la clase baja tranquilamente por las escaleras. “Para las mujeres de esta clase, Marc es el macho alpha, porque aparenta ser el macho más idóneo para la procreación. Es alto, guapo, fuerte y popular. Por contra, yo aparento ser tímido, estudioso, retraido, marginado y completamente impopular”. A esto que Freddy ha llegado a la altura de la chica más guapa de la clase, lo que podríamos llamar hembra alpha, pero simplemente llamamos pivón (los hombres somos muy simples). Freddy se agacha para poner su cara a la misma altura que la maciza y se le acerca mucho. “¿Has visto aquello?” le dice señalando arriba del todo de la clase. Ella mira hacia arriba y todos los demás también. Y cuando ven que no hay nada vuelven a mirar a Freddy. Y cuando ella gira la cabeza de vuelta nuestro friqui reconvertido a showman le planta un morreo que ya quisieran los de Oficial y Caballero (que no me acuerdo si hay alguno que destaque pero como es una peli ñoña y romanticona digo yo que habrá).

Después del beso, se da la vuelta y sigue bajando las escaleras mientras sigue con el discurso: “Antes de esta demostración de fuerza, inteligencia y jeta habría sido recompensado con una bofetada sin neceisdad de pensar. Sin embargo, ahora que le he robado un beso a la hembra alpha y he derrotado al macho alpha de la clase vuestra opinión sobre este marginado comenzará a cambiar”. Ahora se da la vuelta para mirar a la clase. “Porque el macho alpha no es el más fuerte, no es el más popular ni el más inteligente… sino quien más lo demuestra o incluso quien más lo aparenta. Porque la apariencia lo es todo”. “Casi siempre” añade mirando a Marc.

El público aclama en fervorosa ovación y ni qué decir que esa noche el friqui se folló a una de las hembras alpha (el poder es un cebo excelente para la entrepierna femenina).

¿Qué hemos aprendido?

Pues que hay que mentir, porque, chicos, ninguno somos realmente machos alpha. Y que hay que tener cuidado con los friquis, puede que sean clones feos de Bruce Lee.

Anuncios

8 comentarios

  1. je je je… mmmh… veamos… en realidad eso ha tenido que ocurrir en una película norteamericana, probablemente de la escuela de Spielberg, porque en la vida real al pobre Freddy le habían volado las gafas al otro extremo de la sala, justo un momento antes de haber tropezado con su propio pie y haber rodado troclonc-troclonc-troclonc hasta la mismísima mesa del profesor.


  2. ¿A que esperas para besar a una hembra alpha, oh, escribiente?


  3. Hombre la historia no está mal y es una forma de consolar a los que no somos machos alpha, ahora bien si esta historia fuese real el friki conferenciante debería llevar un M-16 o me temo que por mucho jiu-jitsu que sepa el quaterback de turno lo infla.


  4. ¿Cuernos? ¿Acaso alguien no cabe por las puertas?
    Lo de la lucha de renos es totalmente verídico, en la que frecuentemente nos vemos inmiscuidos los machos, aunque muchas veces, ni el que gana se queda con la hembra.

    Opositor, creo sinceramente que antes de perder una cena, deberías echar un kiki (aunque debas usar tus artimañas).


  5. J.Chaza, sinceramente, lo mejor sería una comida, y luego cenamos.
    YEeejaaaaaa


  6. Pues no se si será el macho alpaha o no, pero por regla general el quaterback (o equivalente) es el más gilipollas del equipo.


  7. vallanse ala mierda
    todos


  8. Muy bueno, me ha gustado mucho y me he reido más 😄



Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: