h1

La culpa es de los padres que las visten…

8 junio, 2006

GamberrosY la expresión tiene toda la puñetera razón. En la sociedad en la que vivimos, una sociedad en la que los profesores tienen miedo de los alumnos porque en cualquier momento pueden pegarles, o que sus padres vienen a quejarse porque les han gritado castigado o suspendido.

Una sociedad donde se echa la culpa de la educación de los jóvenes a todos menos a quien de verdad la tiene: los padres.

Muy señores míos, los hijos los tienen ustedes y ustedes son los que tienen que educarles. Los mandan a los colegios para que los profesores les enseñen historia, filosofía, matemáticas, lengua… no para que un profesor haga su trabajo sin que le den, encima, autoridad para ello.

Yo soy de la escuela antigua, de la ley de la estaca y defiendo a capa y espada que habría que meterle un buen par de tortas al que se lo merece. Y el primero en darla tendría que ser el padre o la madre, el abuelo o abuela, el tío o la tía… y después el profesor. Porque la gente se empeña en pensar que los profesores son ogros que quieren maltratar al alumnado y se olvidan de que son personas que cobran un sueldo y que tienen hijos a los que también educar. Son gente normal que hace un trabajo, cada vez menos normal.

A mí me educarón a tortas (pocas, todo hay que decirlo), hasta que aprendieron que me fastidiaban más los castigos. Y cuando llegué a una edad en la razonaba se discutía conmigo. Pero hasta que no empecé a darme cuenta por mí mismo de el por qué de los castigos, era como un puñetero perro. Y cuando un perro no atiende a razones atiende a periodicazos, y vamos que si atiende.

El problema es que la gente ahora quiere a los hijos como quien se compra un perro, lo quiere porque le apetece y ya está; porque son muy monos y te hacen ilusión. Se olvidan de que los niños son terroristas en potencia, delincuentes, y lo que es peor, políticos. Y que a un niño si no se le educa acabará siendo una lacra para la familia y para la sociedad. Y ante todo, se educa con el ejemplo.

Porque no quiero abogar que el golpe educa, no, dar coscotazos no educa, sino que restringe comportamientos inadecuados y castiga.

Con el tiempo ves que en realidad quieres más a tus padres por los sacrificios que han hecho por tí y por el resto de tu familia que por todo el vicio que te han dado. Y es el ejemplo el que te educa.

Pero si no aprendes desde pequeño que tus acciones tienen consecuencias (tanto buenas como malas, dependiendo de lo que se haga) crecerás creyendo que puedes hacer lo que te venga en gana. Y al principio no entiendes las razones, pero entiendes que si lo haces mal te caerá un tortazo y si lo haces bien, puede que una Play Station, que tampoco, porque el hacer las cosas bien debe verse como una obligación no como algo excepcional digna de premio (pero cada cierto tiempo no está mal un premio a la continuidad).

Y por último, los responsables por orden:

Padres y familia en general: 90%

Colegio: 9%

Resto: 1%

Anuncios

5 comentarios

  1. Lamentablemente hoy por hoy no es que los padres no hagan nada, sino que si un profesor castiga a su hijo viene gritando, sino a pegar al profesor. Y claro, luego los hijos aprenden:

    a.- Mi padre es gilipollas.
    b.- Haga lo que haga el gilipollas me defiende.
    c.- Ergo… puedo hacer lo que me salga de la polla.

    Esto con Franco no pasaba…


  2. Una vez más aciertas, Opositor, es la familia la que debe “socializar”, que es una manera de decir domesticar, al niño . Si en tu casa no te paran los pies dificilmente lo harán fuera.
    Para colmo tal y como están las cosa los profesores tienen menos autoridad que la señora de la limpieza del colegio de turno. Están atados de pies y manos, y en caso de conflicto con un alumno tienen las de perder, yo la verdad admiroa esta gente porque si me toca dar clase y se me pone chulo un niñato de 15 años le salto tal hostia que le paro el reloj y si viene su padre puede que le acompañe al relojero también.
    Fuera de bromas, da pena la generación de subnormales profundos que estamos criando, ni saben de historia , ni leen, ni opinan por si mismos, si está de moda ser un rogelio pues todos rojos, que se pone de moda ser nazi pues hala a pelarse el melón. Por si fuera poco parece que ahora hay que tener un cuidado del copón con los niñatos para no traumatizarlos , ni coartarles.
    No se si habeis visto un infame programa que echan por la Cuatro, Polanco quien sino, que se llama SuperNany, consiste en que una tía con pinta de sota que debe ser psicóloga o psiquiatra o simplemente idiota, va a casa del anormal de turno que tiene unos hijos muy malos, y la muy gilipollas de la Supernany esa te trata de vender que vas a conseguir que un chiquillo de 4 años deje de darle de hstias a su hermana de 3 por medio de argumentos y razonamientos , y una mierda si le das una palmada en el culo consigues bastante más que por medios socrático – inductivos.
    Lo dicho a este paso vamos a tener una generación de idiotas al cubo y si no sal a la calle y mira una cuadrilla de adolescentes si es que dan ganas de hosiarlos atodos.


  3. Pero si hasta los 14-15 años (algunos hasta los 41-51) somos como animalitos, y aprendemos como tales… palo y zanahoria.


  4. cuánta razón tienes: padres 9%.
    😉


  5. quisiera unirme al club si así me lo permiten, gracias



Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: