h1

La Fila de los Tontos

12 junio, 2006

FilaDedico este post a uno de los fenómenos humanos más típicos, la famosa Fila de los Tontos, podemos definir la fila de los tontos como: ”En caso de haber más de una fila o hilera de personas o vehículos que parten un punto A y llegan a un punto B, la fila de los tontos es aquella de las hileras que no avanza nunca del punto A, y que es la que irremediablemente eliges. Este fenómeno se da en grandes superficies comerciales, centros de la administración, espectáculos y carreteras”

De todos es sabido que el ser humano por su carácter gregario goza con la compañía de sus semejantes, por eso suele formar filas muchas veces sin que sepa que hay al final.

Sí la fila de los tontos es la cola más lenta del súper, la fila que menos avanza en el peaje o en un ministerio. No tiene por qué ser la más larga de las filas y en apariencia es igual que las demás pero…..

Tomaremos aquí unos ejemplos de Filas de los tontos para aclarar este fenómeno digno de un programa de Cuarto milenio.

Supermercados, grandes almacenes, centros comerciales…: Estas filas interminables se suelen formar principalmente por tres causas:

Cajera superinteligente: Suele coincidir además con la más fea del híper, es la típica imbécil que no sabe usar el lector de códigos de barras y tiene que teclear el código de los 500 productos que llevan en los carros, para colmo se equivocará al menos dos veces y tendrá que volver a empezar de nuevo y así hasta que te toca a ti después de esperar detrás de 7 personas más menos 3 horas, la cajera oligofrénica coge el paquete de cuchillas de afeitar que llevas y no sabe quitar la alarma y tiene que venir otra cajera para ayudarle.

Vieja: Es la típica anciana que comenta con la cajera lo malos que son ahora los tomates, que no son como antes o que le dice que le repase su puto ticket porque anda mal de la vista, que desconoce la existencia de los billetes y paga todo con monedas de menos de 50 céntimos. Para colmo es la típica que si te toca detrás te dice anda majo déjame pasar que tú no tienes nada que hacer luego, ¿y usted puta vieja que tiene que hacer luego ir al sepulturero a que le tome las medidas?

Liiiiiiiiisto con tarjeta de crédito: Este es el típico anormal que los sábados por la mañana se pone el chándal o un pantalón corto que deja ver unas blanquecinas y peludas piernas y baja al súper con su parienta a hacer la compra semanal. A la hora de pagar tarda tres horas en encontrar su puta tarjeta de crédito entre los 4 bolsillos del puto chándal, para colmo una vez hallada la tarjeta se niega a funcionar, por mucho que el imbécil de turno le limpie la banda magnética con la chaqueta de su mugroso chándal, al final la mujer saca el dinero en efectivo y paga, pero el liiiiiiiiisto con tarjeta es pertinaz y tozudo y se empeña en que la tarjeta está bien y que es la cajera que no sabe pasarla, de hecho anoche en el puti me pasó tres veces, añade, esta frase suele ser acogida con jolgorio por el resto de la fila y con un ostensible morro por su parienta.

Colas en Administraciones y organismos públicos: Además de las originadas por el febril ritmo de trabajo del funcionariado, las filas de los tontos en Ministerios, consejerías, ayuntamientos y demás se forman principalmente por tres causas:

El primero de la cola es un moro, o un rumano o un chino o un…: Estos ciudadanos extranjeros no conciben que para vivir en un país y chupar del bote lo mínimo es saber el idioma local, así que se plantan con dos cojones en la seguridad social o la consejería de turno a pedir ayudas para que les den una casa sin saber decir ni Pamplona, para más INRI suelen ir acompañados por un compatriota que “domina” el español y que les traduce, así que entre pitos y flautas el moro de turno puede tirarse 8 horas para sacarse un puto bonobús.

Vieja: Típica señora mayor, que hace que te arrepientas de haber firmado aquel manifiesto contra la eutanasia, que llega ante el funcionario y le suelta el rollo de su vida por ejemplo:

Mira bonita, vengo porque yo tenía un piso allí por lo viejo donde el “mercau”, y claro como hacía tanta humedad y yo tengo reuma, pues me tuve que comprar una más pal centro, ahí cerca del bar de la Toñi la que su padre fue ordenanza del Ministerio de la gobernación de Cuenca, igual hasta lo conoces bonita… como sois funcionarios, pero bueno a lo que iba, pues el caso es que vendí el piso de lo viejo pa comprarme uno por aquí cerca, porque tengo reuma y era mucho húmedo y en tuve que hacer muchos papeles y claro ayer me llegó esta carta del Ayuntamiento, que se la iba a dejar a mi nieta para que me la explicase porque estudia para “estetesien” pero claro bonita como ya no nos hablemos porque su madre es una lagarta, que ya le decía yo a mi hijo que con esa no pero ya sabes como son los hombres que cuando se les ponen unas tetas delante se enciegan. Bueno a lo que vamos, el caso es que me llegó esta carta antiayer y claro me dije yo a mi misma no vaya a ser de lo del piso de allí de lo viejo y me vayan a “despropiar” ahura y dejarme en la calle con la reuma que tengo, asín que me he venido a ver si me explicas que dice bonita.

– Señora, su puta carta no es del Ayuntamiento es la hoja parroquial y esto es la cola para renovar el permiso de armas, así que vayase a tomar por culo con su puta carta y su puto reuma…

Así que la vieja coge su carta y se va a otra ventanilla a tocar los huevos.

Liiiiiiiiiiiiiisto conocedor de la ley: Es el mismo bobo en chándal que se ha pedido un día libre para ir al ayuntamiento a ver que pasa que por qué le han puesto una multa, que el conoce sus derechos porque veía La Ley de los Ángeles y se quiere acoger al Derecho del Corpus cristi …….

Este iletrado desconoce que ese tipo de quejas se presenta por escrito y por duplicado para que el funcionario de turno la lea, la clasifique, las junte y las tire todas juntitas a la papelera.

Fila de los tontos en un peaje: la longitud y duración de estas filas es directamente proporcional a la temperatura exterior, a más calor más dura, y si además tu coche no tiene aire acondicionado la fila es eterna. Estas filas suelen amenizarse con bocinazos y ciscándose en toda la Quinta del Tiberiades Se dan también por tres causas.

La máquina de telepeaje no rula: Y hay que esperar a que venga un tío a cobrarte manualmente, esto no tiene porqué ralentizar mucho la cola, pero claro el tío este tiene que cobrar a 7 filas y los tickets los tiene que hacer a boli, así que te puedes tirar 2 horas esperando.

Vieja: La típica señora mayor que ha llevado a toda la caravana de coches a 60 por hora porque se empeña en ocupar los dos carriles de la autopista, una vez en el peaje empieza el numerito, que si se pasa de largo y no llega que si va marcha atrás y tampoco llega, que si no ve lo que pone en la pantalla de la máquina y se tiene que bajar a mirar. Una vez sabe lo que hay que pagar saca el monedero y se le cae toda la puta calderilla por el suelo y la señora tarda 2 horas en recoger hasta el último céntimo, y otras dos horas en meter por la ranura los 7 euros del peaje. Una vez paga tarda tanto en subir al coche y arrancar que se baja la puta barrera del peaje y tiene que salir uno de los empleados a abrirla manualmente. La vieja suele ser despedida con epítetos y referencias a su trabajo y al de su difunta madre.

Liiiiiiiiiiiiisto dominguero: El idiota del chándal ataca de nuevo con su tarjeta justiciera que sólo rula en los burdeles, tras 26 intentos de pagar con la tarjeta decide pagar en efectivo, pero no tiene suelto y en lugar de pedir cambios se dedica a rebuscar por los asientos y ceniceros de su R-11 hasta que encuentra la calderilla suficiente. Una vez paga continua su viaje dominguero a algún sucio restaurante en el que repetirá el número de la tarjeta y donde lucirá su varonil apostura en chándal con gorra de Piensos La Cabra a juego.

Y así acaba el estudio de las filas de los tontos, otro día hablaré de las viejas en las filas para coger algo gratis, pero antes un último comentario por qué en España no somos capaces de hacer una puta fila recta, fijaos fijaos.

Un saludo, y ya sabéis CADA DÍA QUE AMANECE EL NÚMERO DE TONTOS CRECE.

El Ausente.

Anuncios

3 comentarios

  1. Jode tío, que tienes en contra de las viejas. Si alguna de esas zorras seguro que no es mala gente (cuando se queda en casa).


  2. Yo admito que soy tonto, porque siempre me pongo en la fila de los tontos


  3. Cierto, Dortame es tonto. Además tendrá el placer de verme el jueves 15 de junio.

    Besos,

    J.Chaza



Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: