h1

Tu padre y la tecnología

22 junio, 2006

ZitsSiento el tamaño tan grande de la imagen pero si no no se ve bien.

Se trata de una tira cómica llamada “Zits“, que recomiendo absolutamente a todo el mundo porque narra perfectamente la relación padres/hijo que se tiene en la realidad y la vida de cuando éramos estudiantes.

Pero una de las cosas que más me llamó la atención en esta tira cómica es una de las mayores verdades de la historia: “Los padres y la tecnología”.

Ha habido épocas en tu vida en la que tenías que aguantar a tu padre frases como: “Hijo, pareces tonto” o “Qué es lo que no entiendes, si está clarísimo”. Y como a cada cerdo le llega su San Martín, la naturaleza da un vuelco y te coloca con los años en la cúspide de la pirámide tecnológica para ver cómo tu padre se convierte en un bebé en pañales frente a cualquier instrumento que tenga una bombillita.

Aquel ser al que admirabas por su fuerza hercúlea, que lograba abrir todos los botes de la casa, que lograba desafiar a la gravedad subido a una escalera para cambiar una bombilla de la lámpara y que conseguía volver la luz tocando unos interruptores mágicos que llamaba fusibles, de repente cae de su pedestal de barro ante el mero hecho de encender el ordenador.

Y no sólo eso, sino que una de sus frases favoritas pasa de ser “Qué hijo más tonto tengo” a “Anda nene, tú que eres muy listo, sintonízame la tele”. Que los ingenieros han pensado hasta en la vagancia de los Hommer del mundo y crearon el sistema de autobúsqueda, pero hasta eso les resulta indescifrable. A partir de entonces eres un esclavo de tu Generación X. Sintonizas teles, instalas programas de ordenador, pretenden que arregles radios, teles, calculadoras, microhondas….

Y después de mucho pensar, he llegado a la conclusión de que vuelvo a admirar a mi padre mucho más que antes. Porque sin tener ni idea de nada, siendo un cazurro informático y tecnológico ha sobrevivido todos estos años, y lo que es más, ha conseguido educar a sus hijos para que hagan su trabajo por él sin la necesidad de aprender nada en absoluto. Por que en el fondo la pregunta es: “Tu padre, ¿es tonto o se lo hace?”

Y “más sabe el diablo por viejo que por diablo”, y anda que no son listos los padres.

5 comentarios

  1. Hola moz@s,

    De todas formas, mucha tecnología y mucha ostia, pero de aquí ¿cuánta gente ha colgado un cuadro?

    Insisto en que puede que sepamos sintonizar televisiones y funcionar con ordenadores pero ante problemas reales nos encontramos maniatados.

    De todas formas, Dortame, no me impresiona la radio hecha con Zinc de tu abuelo.

    Besos,

    J.Chaza


  2. Eso es una gran verdad, yo tengo que colocar unas cuantas lamparas en mi casa y lo estoy retrasando día a día porque me veo haciendo 10 agujeros por cada lampara (y requieren sólo de 2 … creo).


  3. La verdad es que mi padre siempre ha sido un manitas, no hay persiana, empapelado o chapuza que se le resista, pero me temo que ese don no es hereditario, cualquiera que me conozca sabe de mi portentosa habilidad manual, joder parece que tengo dos manos izquierdas.
    Mi dilema es el siguiente al paso que avanza la tecnología, que llegará el día en que no sepa ni como leches se usa un mp3, y con mi escasa dotación para el bricolage como me ganaré el respeto de mis hijos?. Si con las vitrocerámicas y el gas natural ni siquiera voy a poder hacer exihibiciones de portentosa fuerza muscular subiendo dos bombonas de butano a la vez.


  4. Pues yo desde que estoy en un piso ya he tenido que arreglar pomos de puertas, enchufes, lavadoras… Así que me siento todo un hombre. Bwhahahaha.
    Vale, Chaza, no soy un hombre, pero me vas a pagar una cena.


  5. Me encanta vengarme de mi padre cada vez que me recuerda la de capones que me tenía que dar cuando me sentaba con él para hacer los problemas de matemáticas o física (me los aprendía de memoria, la verdad, porque no me entraban- ni entran- ni a la de 1.000!) Es un gustazo vez la sonrisa de orgullo que se les pone a mis padres cuando hago algún apaño, pues una menda domina las tecnologías, nuevas o casi obsoletas que nos rodean. En casa se pasan meses sin sintonizar el dvd, video, tele, etc. hasta que llega la niña de sus ojos. Y para colmo taladro, martillo y demás utensilios no se me resiten. Vamos que soy un chollico (sobre todo si se me compara con los inútiles de mis hermanos, je, je, je.



Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: