h1

Vacaciones

28 junio, 2006

vacacionesLas vacaciones son la única razón por la que todos trabajamos. Nos deslomamos y aguantamos a nuestros jefes para ganarnos un sueldo que nos dé de comer, que nos permita vestirnos, pagarnos nuestros pequeños o grandes vicios… pero ante todo para poder fundir gran parte del sueldo en largarte de vacaciones.

Las vacaciones son una ruptura total con la monotonía. Son el descanso absoluto que te permite seguir adelante con toda la mierda que aguantas día a día, porque sabes que al final del camino hay algo que durante unos días te hará feliz.

Pero, ojo, yo hablo de las vacaciones de verdad, las que te hacen disfrutar y te hacen feliz; no esas que tienes que organizar con alguien porque sí, porque toca, porque hay que llevar a alguien que le prometiste o que querías ver o que tienen un plan guiado y que estás obligado a seguir un horario de visitas de museos o monumentos bla, bla, bla.

Para mí, las mejores vacaciones son las que me tomo en mi pueblo (llámale X y pon el nombre del tuyo). Me largo allí solo, sin amigos, sin familia, sin conocidos, sin compañía de ningún tipo. Una semana es ideal, dos bastante bien y tres exagerado.

El plan es el siguiente:

Te levantas sin plan alguno y sin saber siquiera qué hora es, si es por la mañana o por la tarde. Sales a dar una vuelta, por la playa, por el monte… mirando a ver qué tiempo hace y qué tienes que comprar en el mercado según lo que te apetezca comer ese día. Desayunas o almuerzas con lo que te apetezca en ese momento y aprovechas a leer el periódico para hacer tiempo e ir a comprar. Comes cuando tienes hambre y te echas una siesta hasta que te pite el culo.

Por la tarde paseo, libro, café en terracita y plan para la cena. Un baño si hace falta y apetece y tele hasta caer dormido. Paseo a las 5 de la mañana para ver el cielo y escuchar el caos de la noche cuando todo está en silencio y se oye con más intensidad.

Y vuelta a empezar.

Y te preguntarás que por qué esto son vacaciones si suena un coñazo del quince.

Pues para mí, una semana sin hablar con nadie, sin esforzarme por aparentar nada, sin tener que ser condescendiente, sin preocuparme de nadie más que de mí mismo, sin obligaciones más que las que mi cuerpo me pide…. aaaaahhhh, ¡eso son vacaciones!

5 comentarios

  1. Oh las vacaciones, que féliz periodo, lo malo es volver a la cruda realidad , aunque peor es que tus compañeros de trabajo te cuenten sus putas vacaciones, joder como si me importara que hayas ido a ver las ruinas del lugar de nacimiento de Sara Montiel, o que el anormal de tu marido se despeñase por ir a ver una cala nudista.
    ¿Por qué la gente se empeña en contarte su puta vida sin que le preguntes nada?


  2. Dortame, insisto, folla en vacaciones.


  3. Y lo peor no es eso. Lo malo no es que te cuenten las putas vacaciones. El horror es que te enseñen las fotos.

    Eso si que es la muerte en vida


  4. Por cierto Dortame, quedamos esta tarde y te enseño todas las fotos de mis vacaciones de este fin de semana, sólo fueron dos días así que no creo que pasen de 400 fotos (+ comentarios of course).


  5. Estoy totalmente de acuerdo contigo en lo que dices en el último párrafo. Uno necesita estar solo de vez en cuando, es una necesidad.



Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: