h1

Debate sobre el estado de la nación

2 octubre, 2006

GordoEs muy triste lo que voy a decir a continuación, pero creo que uno de los grandes males de este país y de el resto del mundo, es que ya no se pasa hambre.

La bonanza económica, la comodidad y la ley del mínimo esfuerzo a convertido a nuestra sociedad en una piara de cerdos maleducados, a los que les importa absolutamente todo una mierda y que calma, en el mejor de los casos, su conciencia con estúpida autocomplacencia.

Me repugna ver a las juventudes de hoy día. Señoritingos que han nacido con una Play Station bajo el brazo y un BMW descapotable bajo el otro. Subnormales apijados que creen que el deber de sus padres es satisfacer sus caprichos más estúpidos.

Y me asquea ver a los padres dándoles todos sus estúpidos vicios sin inculcarles el valor del dinero, ni mostrarles el sudor que han derramado para que puedan disfrutar de todo lo que tienen. Enseñarles que lo que tienen es un privilegio.

Yo no he sufrido en mi vida. He tenido y tengo todo lo que he necesitado y mucho más. Pero he vivido en una casa sin apenas muebles, he llevado camisetas de publicidad y chancletas del mercadillo, mi primera americana la heredé de mi vecino y no se me caían los anillos, mi hermano y yo llevábamos ropa que nos hacía nuestra madre, compartíamos los libros del colegio… y con los años hemos visto la cantidad de sacrificios, que sin matarse ni privarse de grandes necesidades han tenido que realizar nuestros padres.

Ahora en la época de la abundancia, los jóvenes miran con horror y se echan las manos a la cabeza ante la posibilidad de poder volver a una época en la que teníamos menos, pero no éramos menos felices.

La gente cada vez es más idiota.

El abuelo millonario de unos colegas les dijo a sus nietos: “Mirad, sabéis que tenemos mucho dinero. Pero el día que yo me muera no sabréis lo que quedará, porque el dinero viene y se va. Así que lo único que verdaderamente heredaréis de vuestro abuelo es vuestra educación. Tenedlo bien claro. Y si os queda algo de pasta, mejor que mejor”.

8 comentarios

  1. A mi no me repugna esa juventud, lo que me repugna son sus padres que los han educado así.

    Y al fin y al cabo esos padres son nuestros hermanos mayores, o nuestros tíos jovenes, así que no andamos tan desencaminados de seguir sus pasos; espero que cambiemos a tiempo y críemos a nuestros hijos con un par de dedos de frente más.


  2. El problema es que hay personas que creen que son mejores padres cuanto más caprichos dan a los hijos, esta gente suple el tiempo que debería pasar con sus hijos con regalos inútiles.
    Si a un niño le das todo lo que pide llegará un momento en que no te llegue la pasta para sus caprichos, y lo que es peor el crio en cuestión nunca sabrá lo que cuestan realmente esos caprichos.
    Y hay que tener algo claro si a un niño le das todo lo que pide no vas a poder decirle nunca NO, os pondré un ejemplo real que me pasó:
    Fui a comprar un juego para la playstation, y allí había una mami con su repelente niño, el niñato quería un juego que no estaba disponilble, pero que en tres días lo tendrían. Bueno pues el boboniño se puso a chillar a gritar en medio de la tienda que lo quería ahora mismo, que ahora, de hecho la madre llamó delante de mí a otra tienda para preguntar y le dijeron que nones que el juego se había gotado que a esperar tocan, pues el puto crío allí se quedó gritando y atención pegándole a su madre porque no tenía el juego.
    Joder cuando yo era pequeño me regalaban videojuegos por mi cumple como mucho y no costaban ni la mitad que los de ahora, y si por un casual le ponía la mano encima ami madre ya podía ir pensando y si quería el ataud d epino o de roble.
    estamos criando una generación de gilipollas.


  3. Desde luego, pero de quién es la culpa? de la madre por no darle un par de ostias a tiempo.

    Yo recuerdo que una vez con 5 años le monté un pollo a mi madre en una tienda porque no me quería comprar un cochecito de juguete (que me los compraba a razón de uno cada trimestre o por ahi). Mi madre me dejo con la rabieta en la calle y pasando de mi; en cuanto vi alejarse a mi madre yo iba camino de seguirla calladito que no era plan de quedarme solo, pero ete aqui que paso por ahí un viejete diciendo a mi madre que “esas no eran formas de educar a un hijo”, mi madre me cogió, me llevo a casa, y me dio con la zapatilla un ratito… última vez que le monté el pollo a mi madre en la calle. Y no la odio ni tengo un trauma por ello,.

    Joder si es que los crios no son tontos, LOS HACEMOS TONTOS!!!


  4. Como mis hijos tendrán al “tito Opositor”, se criarán en una ambiente de acritud máxima y se convertirán en unos cabrones redomados para el resto de la humanidad. Me encanta.

    Besos,

    J.Chaza


  5. Siempre es bueno que cuenten con uno. Gracias Chaza.
    Pero ten por seguro que serán los niños que mejores insultos suelten y mayores traumas creen a sus compañeros. Podrán entrar en el juego de perseguido y salir sin sudar. YEeeeeaar


  6. Ummmm, una generación de súper-cabrones, me encanta.

    Besos,

    J.Chaza


  7. Ummmm, una generación de súper-cabrones, me encanta.

    Besos,

    Juan


  8. test



Deja un comentario

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: