Archive for 19 junio 2007

h1

Perder el tiempo

19 junio, 2007

Perder el tiempoHay pocas cosas en esta vida fastidien más que te hagan perder el tiempo.

Las colas en los cines, en los supermercados, las musiquitas de las centralitas telefónicas, las llamadas, sestae interruptus,  para ofrecerte los nunca imaginados servicios de acceso ultramegarápidos y ofensivamente más baratos que la competencia de internet y telefonía fija, los “tiene 2 minutos para rellenar esta encuesta” (de 250 preguntas), las breves pausas publicitarias, las necesidades de presentar el DNI original y no una fotocopia donde se distingue perfectaemnte tu cara para gestionar una cuenta bancaria donde has exactamente 25 céntimos de euro, las ciento cicuentamil fotocopias, declaraciones, manifestaciones de voluntad, memorandums y amenazas de muerte que hay que mandar certificadas a una dirección postal de Honolulu para que tu compañía de “X” te dé de baja de un servicio que nunca pediste, los 30 minutos de espera antes de bañarte de cuando eres niño cuando sólo te has comido un sandwich y un yogurt, los 5 minutos “windows” (45 minutos reales) que tarda el nero en grabar un DVD…

Tiempo perdido que podría empeñar en ver la tele, rascarme el pliegue de la lorza, intentar meter un trozo de papel arrugado en la rabadilla de mi colega en la biblioteca, hacer caricaturas de los que estudian a mi alrededor…

Porque a mí no me gusta perder el tiempo.

Me gusta malgastarlo.

Anuncios
h1

Quiero un mono en mi vida

12 junio, 2007

MonoQuiero un mono en mi vida. Quiero despertarme por las mañanas y al abrir el cuarto de baño encontrarme a un chimpancé sentado en la taza del báter leyendo el periódico mirándome indignado por la interrupción. Quiero disculparme tímidamente mientras me quito las legañas de camino a la cocina.

Quiero hacerme un zumo de naranaja natural mientras se calienta el café en el microhondas, tal y como le gusta a él. Quiero discutir sobre política mientras vemos las tertulias de la tele por la mañana. Rebatir sus teorías liberales con argumentos racionales sobre la imposibilidad de que los monos puedan llegar a la presidencia del gobierno (por irónico que parezca).

Quiero abrirle la ventana para que se vaya a trabajar y para expulsar el cuesco que se ha tirado entre risas justo antes de saltar a la farola de enfrente.

Quiero un vida más divertida.

Quiero un mono en mi vida.