h1

Trabajos de clase

El caso es que esta vez el profe nos manda un trabajo sobre….. yo que se, Napoleón por ejemplo, y añade el muy tirano de al menos 3 hojas. Joder tres hojas que se cree que soy la enciclopedia británica. Bueno el caso es que decido que este año no me pilla el toro como el año pasado que nos mandó una redacción sobre lo que hicimos en Navidad y como la hice a toda hostia el último día la redacción que presenté  fue así: “Me picó una mosca tse-tse en Nochebuena y me he pasado las Navidades sobado, FIN”

Así que decidido a no hacer el ridículo nada más llegar a casa inicio la fase de recopilación de datos , voy a la enciclopedia y busco al andoba ese del gorro raro y veo que hay más de 5 páginas de texto, cojonudo, pienso ,con esto ya tengo de sobra para el trabajo, mañana cojo la máquina de escribir que me regalaron para mi cumpleaños y copio el tocho poco a poco , total hay tiempo de sobra. 

A la mañana siguiente ya se me había olvidado el espíritu de superación y trabajo y me dedico a tocarme las narices, comer, jugar, actividades que ocuparan todo mi tiempo en Navidad, dejando el trabajito olvidado. Hasta que el día 6 de enero a las ocho de la tarde jugando con lo que me han traído los reyes veo en una portada de un Super-Humor a Mortadelo disfrazado de Napoleón y digo, de que me suena a mí el traje de ese tío, y el gorro, y la mano en la chaqueta y …. y …la madre que me parió que no he hecho el puto trabajo, joder y mañana a clase.  A toda leche voy a por la enciclopedia entre frases de mis padres del tipo “Si es que siempre estas igual”, “Hijo mío todo a última hora… “ “Si hubieses hecho un poco cada día …” .

Una vez que localizo a Napoleón en la enciclopedia me doy  cuenta de que no voy  a poder copiar las cinco hojas así que empiezo a resumir mentalmente, agarro la máquina de escribir (cuando yo era pequeño no había PCs con Word y hostias así) y descubro que no tengo  ni puta idea de usarla, que para una línea tardo un cuarto de hora y gasto tres folios, decido con gran dolor de mi corazón hacer el trabajo a boli. Como no hay forma de resumir de forma coherente las putas cinco hojas pillo un diccionario de bolsillo en el que vienen 6 líneas sobre Napoleón y decido copiarlo, en vista de que no va a dar ni para una hoja recurro a dos viejos trucos, hacer una letra que la vería Steve Wonder y cuando acabo de copiar poner con letras enormes FIN. Ya tengo una hoja, aun quedan dos así que hago una portada cutre, cutre, cutre a boli , un índice y atención un truco que nunca falla y da prestancia cualquier trabajo, meto una hoja en blanco entre la portada y el índice (seguro que todos lo habéis hecho, lo de la hoja en blanco nunca falla, luego en la universidad descubrí que se podía meter otra hoja más sin contenido para abultar el trabajo “la bibliografía”). Así que  ya tengo tres hojas y la portada, para darle mayor calidad a la presentación pongo tres grapas en plan encuadernación,  para colmo la portada se mancha con el bocata de chorizo que estaba cenando con lo que el trabajo da  bastante asquito en general.

A la mañana siguiente llego con mi trabajo cutre y mugriento y pienso que a lo mejor pasa desapercibido, y lo hubiese hecho de no ser por el trabajo del liiiiiiiiiiiisto de la clase, que trae un tocho de 30 hojas, encuadernado en piel de cordero, con letras de pan de oro e ilustrado a plumilla, seguro que tenías uno de estos en tu clase, el típico pelota toca huevos que cuando mandaba la profe un trabajo “libre” de pretecnología y tu llegabas con una bombilla con dos cable pegados con cinta aislante a una pila, el muy cabrón venía con una planta de fusión nuclear fría.

El caso es que el profesor recoge los trabajos por orden alfabético y efectivamente el mío va después del megatrabajo del pelota de turno, con lo que los “defectillos” del mío quedan aun más en evidencia.

Como os podéis imaginar el trabajito de turno recibe un 3 sobre diez , así que me prometo a mí mismo no volver a dejar nada para última hora, promesa que es como la de no volver a beber que hago cada domingo, o la de limpiar el coche, o la de ponerme a dieta…

Un saludo y recordad CADA DÍA QUE AMANECE EL NÚMERO DE TONTOS CRECE

 

5 comentarios

  1. […] Continuación… […]


  2. Juas, ¡Es que son unos mamones! Lo mejor de todo es que ellos no hacen una mierda en vacaciones… arggg

    PD: Soy de los tuyos; “Lo iré haciendo poco a poco.” Y un día antes de empezar, me pongo con todo.


  3. la verdad es que yo los trabajos intento currarmelos y es que siempre intento sacar buena nota para despues rascarme los cojones a dos manos cuando me ponen el examen

    aunque si que es verdad que siempre esta el tocahuevos de turnos que trae tanta cosa que parece que vaya a empapelar la clase

    para acabar de tocar los cojones dice, esto que va no me a costado mucho, un poco de aqui un poco de aya (tu puta madre) si hasta que yo que saco todo de wikipedia me cuesta encontrar lo que busco, y despues ordenar y bla bla bla bla.

    fuera los toca cojones de turno

    (me hubiera gustao verte con la maquina de escribir)


  4. OrexiV (oréxis) es la acción de tender a algo, de donde deriva el significado de tender hacia el alimento, desear comer, apetito. Procede del verbo oregw, wrexa (orégo, órexa), que significa tender, extender: oregein ceiraV eiV ouranon (oréguein jéiras eis uranón) = tender las manos al cielo; lanzarse hacia algo: ou paidoV orexato (hu paidós oréxato) = se lanzó hacia su hijo; desear. Si le anteponemos el prefijo privativo a (an si la palabra a la que se antepone el prefijo empieza por vocal), obtenemos el significado contrario: falta de inclinación, ausencia de deseo, falta de apetito. En griego se formó el verbo anorektew (anorectéo), con el significado de estar falto de apetito, utilizado por Galeno y por Antilo, ambos médicos del siglo II; el adverbio anorektwV (anoréctos) = sin apetito, sin deseo; y el sustantivo anorexia (anorexía) = falta de apetito, falta de deseo, que fue empleado también fuera del ámbito de la medicina, desde el siglo II.

    La anorexia sólo últimamente se ha desarrollado como una enfermedad por sí misma, y con carácter epidémico. Antes de esta epidemia constituía un síntoma que acompañaba a otras enfermedades y no tenía el arraigo y profundidad que presenta actualmente. La enciclopedia Espasa (tomo V, editado en 1909), define así la anorexia: “Falta de apetito. Es un síntoma constante en las afecciones febriles agudas, en ciertas enfermedades del estómago, intestino, páncreas e hígado, y a veces en las dolencias nerviosas. La anorexia constituye casi siempre una complicación que agrava el pronóstico. Para remediarla se han indicado los amargos, alcalinos, ejercicio, fricciones, masaje y purgantes.” Hace 90 años era inimaginable que pudiera desarrollarse la anorexia como enfermedad grave y epidémica. (Epi-dhmoV / epí-démos = sobre el pueblo, extendida por toda la población.) Está dentro de la lógica que se desarrolle en las enfermedades que afectan al sistema digestivo. Pero sólo se pueden entender como deformaciones la anorexia infantil y la todavía más grave anorexia juvenil, ambas de origen psíquico. La anorexia infantil que tanta angustia genera en las madres, hay que entenderla como disfunción de la conducta alimentaria de la criatura inducida por las formas obsesivas de la madre, con las que deteriora profundamente la relación con su hijo, creando en las comidas unos niveles de tensión que convierten esos momentos en los más desagradables del día. Las madres que sufren este problema y lo hacen sufrir a sus hijos, no son conscientes del mismo, por lo que es difícil que le pongan remedio. En cualquier caso, el tratamiento ha de empezar por ellas. Afortunadamente es ésta una enfermedad pasajera (aunque de años) y la propia naturaleza se ocupa de ponerle remedio.

    Más grave es la anorexia juvenil, mucho más frecuente en las mujeres que en los hombres. Es también de carácter obsesivo. Nace en primer lugar de un profundo descontento con la propia figura. A partir de ahí se desencadena un mecanismo de autodominio primero, que degenera en muchísimos casos en un autocastigo que desemboca en grave enfermedad, tanto psíquica como física.


  5. momomomolalalalalala



Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: