h1

XXX Primer asalto

Os voy a contar una historia que me paso el fin de semana pasado, y que es una pena que no me pase todos:

Me había quedado solo en Madrid ya que mis amigos se habían ido a pasar unos días a la playa. Así que dedicidí llamar a una amiga que sabía que se quedaba por cuestiones de trabajo y la invité a cenar a un Italiano que tenía ganas de probar. La velada fue normal, hablamos de tonterías, de su novio, de los amigos, del mundo en general… y terminada la cena nos fuimos a una terraza a tomar algo. Allí seguimos charlando de temas anodinos y nos separamos cuando cerré la puerta del taxi para que la llevara a casa, yo me fui andando a la mía.

Al cruzar un par de calles vi como un grupo de cuatro chicas intentaban levantar a una cuarta del suelo. Me dirigí hacia allí. Al parecer una de ellas se había cogido un pedal del 15 y no podía ni moverse. El portal de la casa de enfrente era el de una de las chicas a la que estaban intentando llevarla sin demasiado éxito. Así que me ofrecí a ayudarles. La dueña del piso me abrió el portal mientras yo pasaba mis brazos por detras de las rodillas de la chica y de su espalda para levantarla con más facilidad.Tres chicas dijeron que se quedaban en el bar de abajo tomando algo y esperando a la dueña del piso. Y así nos metimos en el ascensor. Mientras subíamos me percaté de que la joven borracha llevaba un escote amplio y que dejaba entrever un pezón pequeño y hermoso; y acto seguido alcé la cabeza para mirar cómo los números del ascensor iban subiendo con cara de idiota. La otra chica se debió dar cuenta porque con dos dedos cogió el escote de su amiga y se lo subió, a lo que no pudo por menos que darle las gracias con cierta vergüenza. En ese momento me di cuenta de que olía a rancio y mal. Y por el arrugamiento de mi nariz la chica debió fijarse y me comentó que su amiga le había vomitado en los bajos de la falda.

Llegamos al piso y la joven me indicó un cuarto enorme con una cama de matrimonio donde dejar a la amiga beoda. Y así comenzó a desvestirla. "Bueno, yo me voy" le dije sin poder dejar de echar una mirada de reojo.
"No, espera. La meto en la cama, me cambio y bajamos juntos. Así te invitamos a algo" me dijo.

Así que me dirigí al salón de la casa a curiosear las fotos que toda familia desperdiga por el salón y así evitar el mirar por la rendija de la puerta y parecer un pervertido.

Había cogido una foto de una de las mesitas cuando oí que se cerraba la puerta y ella venía al salón. Me di la vuelta y la vi envuelta en un traje negro con un escote que le llegaba al ombligo. Acto seguido me coloqué detrás de un sofá para disimular la leve erección que comenzaba a crecer en mi interior y para coger un libro que había por ahí y colocarlo en un lugar estratégico. Lo cual hizo aún más patente mi situación.

"Qué te parece?" me pregunta mientras se da una vuelta para que le vea desde todos los ángulos. Y entonces veo su espalda, toda su espalda al descubierto con unas leves franjas blanqueadas por el bikini. Y al final de su espalda un hilo del mismo negro que el traje. un tanga a la altura de su cintura que acrecentó mi erección y mis sudores pero estropeaba la visión. "Precioso, pero creo que no queda bien el tanga".

"¿Me hace parecer una puta?" me dice haciendo que trague saliva preocupado.

"No, no quería decir …" le digo". No, si tienes razón" y acto seguido se sube los bajos e introduce la mano para quitarse el tanga. Abre la puerta donde duerme su amiga y lo tira. Desde la puerta, con la cabeza escorzada hacia mí, me pregunata "¿mejor?". Y no tuve que responder, mi cara lo decía todo. Y entonces vi algo que aún mejoraba las cosas. Me subí a una silla y alargué el brazo hacia la lámpara de araña que colgaba del techo. Con facilidad conseguí descolgar uno de los hilos decorados con cristales con forma de diamantes.

A estas alturas mi erección era tan evidente que la tenía delante de sus narices, pero me daba igual. Bajé y rodeando su cintura y con un leve doblez en un extremo le coloqué el adorno a modo de cinturón lujoso cuyoextremo le lleva a las rodillas. "¿Te gusta?" le pregunté. "Me encanta" me dijo y en ese mismo instante se lo quitó y deslizó el traje por sus hombros ofreciéndoseme desnuda. Se acercó hacia mí como sólo saben hacerlo los felinos y las mujeres y lanzó su zarpa directa a mi entrepierna. Me empujó y cai en su sofá mientras desgarraba mi pantaloneta dejando al descubierto mi, hasta ahora, mal dsiimulada erección e introdujo mi pene en su boca con ansia. Logró que me corriese enseguida, yo estaba demasiado excitado. Pero ella siguió sacudiendo para que la cosa no decayese. Cosa que no hacía falta, yo seguía excitadísimo. Ella saltó sobre mí y cogió con tanta fuerza mi polla que me hacía hasta daño, y la guió hacia su interior. Comenzó a convulsionarse a moverse frenéticamente como poseida. Saltaba y brincaba sin dejar de apretar los dientes y mirarme. En una embestida mi polla se salió y ella aprovechó para cambiar de postura. Siempre con mi polla en su mano me hizo dar la vuelta al sofa. Guiándome perfectamente se agarró al sofa y abrió sus piernas para volver a introducir mi pene en su vagina. Comencé a embestirla. Cada vez que se la metía emitía un gritito que me hacía excitar aún más y comencé a sacudirla con más fuerza hasta que sus grititos se convirtieron en intensos jadeos.

Me pidió que le mordiese y asi lo hice, me eché sobre su espalda y mordisqueé sus hombros hasta dejarle marca. Mientras le penetraba con mi mano comencé a frotarle el clítoris hasta que se impregnó con su orgasmo. Pero yo quería más. Ella quería más.

Volvió a coger mi polla y me guió. Me puso un dedo en la boca para que guardase silencio y me llevó al cuarto donde habíamos acostado a su amiga. Se tumbó a su lado y me guió lentamente sobre ella. Se abrió para mí y empecé a moverme dentro de ella lentamente, en círculos para excitar su clítoris al máximo. Ella se mordía el labio inferior para evitar gritar y yo la deseaba cada vez más. Pero si me aceleraba, ella me apartaba con sus manos en mi pecho y hacía que frenase mientras miraba fijamente a su amiga.

Así estuvimos un buen rato, mirándonos sin parar mientras ella hundía sus uñas en mi espalda y aguantando la respiración para soltar el aire sin hacer ruido. Yo ya no podía más, estaba a punto de correrme y ella se dio cuenta, porque le pasaba lo mismo. Agarró mis nalgas y me empujó hacia ella en fuertes sacudidas y nos corrimos juntos en un intenso beso para ahogar nuestros jadeos.

Después de eso nos vestimos. Yo con mi ropa de hortera veraniego y ella con otra ropa menos provocativa. A las chicas del bar les dijimos que la amiga borracha había vomitado un par de veces hasta que se durmió. Pero no sé si nos creyeron.

Poco después me fui a casa y aún tuve que masturbarme una vez para poder dormir. Esa noche "me" habían follado, bien follado.

…Y todavía no sé cómo se llama.

6 comentarios

  1. […] SI, soy un puto salido (o salida) y quiero leerlo […]


  2. Buen barvaro!!! no lei cuando te posiste el condon, preservativo,goro o como lo llamen en tu pais.

    Yo no haria eso ni loco….

    hahahaha eso digo yo ahora….

    Mejor se hara que te hagas las pruebas para que veas que bichos te salen


  3. la verdad muy buena descripcion y muy buena idea lo del link al opus dei. la verdad es que tu para un libro de los guarros perfecto, te forrarías.
    Y CABRON QUE SUERTE QUE TIENES


  4. Lo del opus dei fue una risa loco jajajaja


  5. Muy buena descrpción, si señor, ésta es una de esas cosas que se escriben para dar envidia a quienes lo lean, jajja


  6. Basta con no buscarlo para que se te plantee. seguro que si te hubieras tirado toda la noche buscando pillarte alguna no te hubieras comido nada



Deja un comentario

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: